novedades
Históricamente, a pesar de su innegable importancia para diferentes industrias, las curtidurías han cargado con el estigma de que sus procesos involucran un nivel considerable de contaminación.

Esta cuestión está muy relacionada con los procesos antiguos y obsoletos. Las tenerías ecológicas actuales, destacan por hacer uso de procesos altamente especializados, aprovechando al máximo la tecnología para llevar a cabo labores limpias y eficientes, con un elevado sentido ecológico y preocupación por el medio ambiente.

Algunos de los estigmas con los que las tenerías ecológicas están acabando son:

• Preocupación de las tenerías por la ecología.
Las curtidurías ecológicas cuentan con una fuerte cultura sustentable, donde cada una de las personas que la conforman se preocupa por llevar sus labores de la manera más óptima. Algunas de las acciones que las tenerías ecológicas pueden llegar a desempeñar como parte de su compromiso con la ecología son:
Programas de reforestación, acciones de reciclaje y clasificación de desperdicios, entre otras.

• Los procesos de curtiduría y el medio ambiente.
Posiblemente el aspecto más crítico en el proceso de curtido es el tratamiento de los residuos. Las tenerías ecológicas utilizan sofisticados sistemas de tratamiento de aguas residuales que ayuda a mantener un proceso limpio y con un bajo impacto para el medio ambiente.

• La cultura ecológica en el entorno de la curtiduría.
Los altos estándares de calidad en materia sustentable no se limitan a las tenerías ecológicas en sí, también tratan de involucrar a todos sus colaboradores y proveedores. Esto ayuda a fomentar la cultura ecológica.

Conoce a detalle todo lo que distingue a una curtiduría ecológica.

regresar